(+1) 786-761-7802
ES / EN / FR

5 obras artísticas que verás durante el tour por la Catedral de Sevilla

Sevilla es tierra de grandes artistas, quienes supieron inspirarse en esta tierra para elaborar su representación divina. En ese contexto, la Catedral de Sevilla cuenta con uno de los principales acervos artísticos religiosos de Europa y está considerada como una de las más grandes y mejores pinacotecas de España.

Durante nuestros tours guiados por la Catedral de Sevilla, además de acceder a uno de los principales monumentos de la ciudad, podrás encontrar una serie de pinturas de gran importancia en la historia de España. Repasamos 5 de las principales obras artísticas que podrás ver durante tu visita a la Catedral:

Inmaculada de Bartolomé. Esteban Murillo (1662)

Esta Inmaculada fue la primera pintura encargada por el Cabildo de la Catedral de Sevilla a Murillo, el pintor que mejor supo captar la esencia de Sevilla y su gente. Está ubicada en la Sala Capitular del recinto, una de las más originales de la Catedral, a una altura y con una luz natural tal que es imposible no caer rendido ante su belleza.

La Inmaculada de Murillo de la Catedral es una de las más importantes dentro de la iconografía de este personaje y es una vista imperdible para quien realice un tour guiado por la Catedral de Sevilla.

Santas Justa y Rufina. Francisco de Goya (1817)

Las Santas Mártires de la ciudad de Sevilla también tienen su lugar en diversas salas de la Catedral de Sevilla. Pero de todas sus representaciones, destaca especialmente la realizada por el pintor zaragozano Francisco de Goya. La pintura, de grandes dimensiones, está ubicada en la Sacristía de Cálices.

Este cuadro cuenta con una gran simbología relativa a la historia de las hermanas Justa y Rufina y a su martirio, por lo que recomendamos acercarte a esta sala durante tu visita a la Catedral y disfrutar de cada detalle.

La Magdalena. Artemisa Gentileschi (S. XVII)

La Catedral de Sevilla también alberga la obra de pintoras mujeres. Es el caso de la artista barroca romana Artemisa Gentileschi. Su representación de La Magdalena está ubicada en la Sala del Tesoro y es también una obra imperdible para quienes realicen un tour guiado con entrada a la Catedral de Sevilla.

No muchas Catedrales pueden darse el lujo de tener entre su acervo la obra de una de las mujeres pintoras más prestigiosas de la Europa barroca, exponente del caravaggismo. Por ese mismo motivo, La Magdalena es otro de los cuadros que no puedes perderte durante el tour guiado por la Catedral de Sevilla.

La Visión de San Antonio. Bartolomé Esteban Murillo (1656)

Este es el cuadro más grande realizado por Murillo y está también presente en el interior de la Catedral de Sevilla, más concretamente en la Capilla de San Antonio, también llamada Capilla Bautismal.

La imagen que representa al niño Jesús y al santo lisboeta tiene además su historia particular: en 1874 sufrió el ataque de un ladrón, quien cortó la figura de San Antonio, que posteriormente apareció en Nueva York. Si observas el cuadro con cuidado, podrás advertir las marcas del corte y la posterior restauración. Te animamos a encontrarlas durante tu recorrido por la Catedral de Sevilla.

Virgen de Belén. Alonso Cano (1635-1637)

Además de las grandes obras artísticas que decoran las diferentes salas de la Capital de Sevilla, también se encuentran obras más pequeñas en dimensión, pero con una importantísima relevancia artística. Tal es el caso de la Virgen de Belén, del pintor andaluz Alonso Cano.

El cuadro se encuentra en un pequeño retablo de la Capilla de Virgen de Belén, junto al llamado Altar del Centenario. Te recomendamos prestar especial atención en esta zona de la Catedral de Sevilla durante tu visita, para no perderte esta bellísima obra de arte que representa a una Virgen muy presente en la iconografía pictórica Sevillana.